Lomowall

lomowall: la belleza del ávida real

La convocatoria

La Lomografía es sinónimo de Comunidad, y para esta exhibición se recibieron contribuciones de lomógrafos chilenos y de todo el mundo, convocatoria que duró más de un mes, y donde se recepcionaron más de 3000 fotos de las cuales se seleccionaron alrededor de 1000 instantáneas que se repitieron y combinaron para dar vida a un colorido mosaico de fotografías análogas. Todas resultaron ser un fiel reflejo de “La Belleza Real”, mostrándo lo cotidiano e importante que muchas veces pasa desapercibido para la mayoría de los ojos, pero que bajo el lente de una cámara análoga y una película fotográfica resalta lleno de color.

El Montaje

El proceso de diseño y montaje no fué para nada simple. Tratamos de no dejar nada al azar, y para esto lo primero fue organizar las fotos por tema. Así fueron apareciendo cientos de imágenes con mascotas, edificios, árboles, medios de transporte, personas, mar, etc., para luego comenzar a pegar las fotos. En este proceso también invitamos a la comunidad nacional a participar, haciéndolos partícipes del proceso de ir pegando manualmente las 81 fotos de cada uno de los 88 paneles que conforman el Lomowall. Una tarea que se desarrolló en 2 jornadas, donde se iba diseñando la disposición de las fotos al mismo tiempo que se iban pegando. El resultado fue una imagen que desde lejos evoca algo similar a un caleidoscopio, una mezcla de colores y patrones que al acercarse y verlo de cerca permite viajar por la belleza real de las cosas, en un recorrido lleno de color y de amor por lo análogo que parte en lo urbano y termina en la naturaleza.

Acá te dejamos con la experiencia de una de las participantes en este proceso.

La Exhibición

Page 1 of 3 | Next page